Se trata de uno de los códigos maliciosos de mayor crecimiento en el mundo, donde un hacker captura los computadores de una empresa u organización y luego pide un rescate.

 

La Tercera

En mayo de 2017, el planeta se vio asolado con una amenaza cibernética poco conocida a esa fecha: un ransomware bautizado como WannaCry, que logró afectar computadores en alrededor de 150 países, incluido Chile.

Se trata del tipo de ataque de mayor crecimiento en el mundo, debido a la eficacia que genera en estos secuestradores virtuales, y las ganancias que generan. Muchas organizaciones sencillamente pagan el rescate, sobre todo cuando se trata de ataques críticos.

Click para leer el artículo completo

A %d blogueros les gusta esto: